Cocinas centrales

Las cocinas centrales son estructuras pensadas para elaborar y mantener alimentos. Hay dos tipos de cocinas centrales: las que trabajan con el sistema de línea caliente, y las que trabajan el sistema de línea fría. El sistema de línea fría consiste en el transporte refrigerado donde se transportan los productos alimenticios. Y el sistema de línea caliente, no puede bajar de los 65 ºC. Hay que llevar a cabo estos sistemas para la conservación del producto y garantizar su calidad. Son sistemas muy eficientes para las personas que trabajan en las industrias agroalimentarias.

La creación de una instalación de una cocina central es vital para llevar a cabo el proceso de la elaboración de los alimentos. El objetivo fundamental de la creación de una cocina central es: el ahorro en la compra de materias primas, la aportación de un mejor rendimiento y aprovechamientos de los productos alimenticios a través de profesionales del mundo de la alimentación (como por ejemplo: los cocineros), un gran control económico de las compras de los productos, etc

En definitiva, las cocinas centrales adecuadas con el sistema frio de refrigeración, es la mejor solución para instalar en: restaurantes, comedores escolares, hoteles, etc., para llevar a cabo la elaboración del alimento.


Presupuestos de Cocinas centrales

Instaladores de Cocinas centrales

© 2018 Refrigeración.pro. Todos los derechos reservados.